Última Hora

El aspirante de Restauración Nacional aún no agota las esperanzas en que los actuales diputados aprueben el plan fiscal.

No tira la toalla, aunque el mayor enemigo de los nuevos impuestos es Otto Guevara, quien le dio la adhesión desde el 26 de febrero pasado.

El libertario firmó más de 1300 mociones que amenazas con que se escape ese oxígeno para el futuro gobierno.

Alvarado no quiso opinar sobre la petición que hizo su asesor económico Gerardo Corrales al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), quien solicitó determinar si la campaña de Restauración Nacional es inconstitucional. Información que revelo el diario la nación.

Alvarado estuvo este sábado en Grecia, Sarchí, Naranjo, San Ramón y Zarcero.