Última Hora

Nuevamente Katy Perry está en el centro de las conversaciones digitales, luego de que le robó un beso a un joven de 19 años, aspirante al concurso American Idol.

Benjamin Glaze, un joven de Oklahoma, se mostró visiblemente molesto cuando Perry, de 33 años, lo sorprendió al darle el primer beso en la boca de su vida. 

Glaze explicó esta semana que nunca había besado a una chica antes y que quería guardarse esa experiencia para cuando tuviese una pareja.

Todo empezó cuando el cantante country Luke Bryan, otro juez del show, le hizo una pregunta con una frase extraída de una de las canciones más famosas de Perry, "Besé a una chica", del 2008: "¿Has besado a una chica y te ha gustado?".

Glaze dijo sonriendo que nunca había tenido novia. Perry pidió a Glaze que se acercase a la mesa del jurado, donde estaba también el cantante Lionel Richie, y lo invitó a darle un beso, que él le dio en la mejilla. 

Pero luego ella giró el rostro y lo sorprendió besándolo en la boca. Blaze expresó su shock y trastabilló con su canción antes de ser despedido por los jueces.

La actitud de Perry desató una ola de comentarios en las redes sociales. 

Algunos la acusaron de acoso sexual en medio del auge del movimiento #MeToo que nació del escándalo del productor de cine Harvey Weinstein, acusado por más de un centenar de mujeres de acoso, agresión sexual o violación.

Glaze dijo al diario New York Times que creció en una familia conservadora y que se sintió "inmediatamente incómodo" porque "quería que mi primer beso fuese especial".

Al aumentar los comentarios en las redes sociales, Glaze salió a criticar la cobertura de los medios en Facebook y dijo que no estaba quejándose de Perry.

"No creo haber sido acosado sexualmente por Katy Perry y estoy agradecido por los comentarios y críticas de los jueces", escribió.

"Me sentí incómodo en el sentido de que nunca antes había sido besado y no lo esperaba", añadió. 

"¡Mi principal objetivo es llegar a la gente a través del amor universal de la música y no causar líos o generar ira contra nadie o sobre ninguna situación!".

Perry, otra vez...

Días antes Perry fue tendencia en redes en Estados Unidos luego de que flirteara abiertamente con otro aspirante al reality musical.

Esta es la historia: Trevor Holmes, de California y quien trabaja en construcción para ayudar a su madre enferma, llegó con su guitarra a la audición para ganarse un lugar en la siguiente etapa del reality musicial, que tendrá lugar en Hollywood.

Esta audición salió al aire este fin de semana pasado de estreno y se ha viralizado en redes sociales.

Desde que él puso el pie en el foro donde estaba el jurado -integrado por Perry, Luke Bryan y Lionel Richie- la química ella y el muchacho fue notoria, tanto que los dos compañeros de mesa de la cantante lo notaron rápidamente.

Ella le lanzó una respuesta como "usted es tan sexy" y él le dijo: "Esto es surrealista", luego de que él

Perry replicó: "Solo hombres sexy típicamente se llaman Trevor", y luego viéndolo directamente le dice: "Trevor es hot, que trabaja en construcción y ama a su mamá". Él le dice: "Sí, la amo mucho".

Ella se alista para decirle algo y él le dice: "¿Sí señora?, la cantante le dice: "No me llame señora", y él le responde: "lo lamento. Es que la respeto mucho" y ella replica: "No me respete" y se desatan las risas.

Posteriormente, después de un rato más de flirteo -cuando incluso él confiesa que tiene novia, algo tímido- las miradas van y vienen y en el video se percibe una fuerte atracción.

Atracción que se dispara cuando él le espeta: "Katy: ¿puede decirle algo rápido? Yo realmente estuve enganchado de usted. Usted ha sido mi arrebato".

Y en las afueras del estudio la novia de Trevor escucha todo.

¿Qué pasa después? El final es inesperado.