Última Hora

Cuando hablamos de sordera por lo general nos imaginamos gente que no escucha del todo, o a la que hay que hablarle muy fuerte.

Sin embargo, hay otro tipo de sordera que sin importar cuanto uno “suba el volumen”, la persona no entiende lo que le estamos diciendo.

Eso le pasa a don Fernando Solís, cuyo caso nos permitió abordar este delicado tema.