Última Hora

La calle que llega hasta el Colegio Técnico Profesional de Aserrí se está cayendo a pedazos y cientos de estudiantes arriesgan sus vidas a diario cuando van a clases.

No hay caños y cada día los deslizamientos se hacen más grandes.

Los conductores hacen todo lo posible para evitar caer con sus vehículos.

Los 750 alumnos y personal del colegio temen ser atropellados porque no hay aceras.

Ya existe un presupuesto para arreglarla según el alcalde de Aserrí.

Esperan que las obras se hagan cuanto antes, para evitar una desgracia.