Última Hora

Muchas historias se dan alrededor de las diferentes visitas que hace el papa Francisco.

Una de ellas ocurrió en Perú. Una madre se metió entre la gente para que el sumo pontífice bendijera a su hija con leucemia.

Logró lo que quería. Esta madre cogió coraje y al ver cerca al Papa corrió hacia a él con su niña en brazos para que el Santo Padre la bendiga.

Su nombre es Juana Aguirre y su pequeña de 5 años padece de leucemia, hace unos días en Puerto Maldonado pedían ante las cámaras que las ayuden para ver de cerca al Papa. Este sábado su deseo se hizo realidad.

La mano protectora del Santo Padre derramó bendiciones sobre la cabeza de Valeska. Segundos que para Juana Aguirre fueron eternos y que hoy no cabe en su felicidad al cumplir la promesa a su pequeña.

Juana recuerda que aprovechó esas oportunidades únicas en que Francisco opta por acercarse a quienes lo siguen y logró ese contacto cara a cara. Y es que todo vale, por Valeska.

“Ya nos retirábamos y vimos que se iba por el otro lado y fuimos a su encuentro, rompí el protocolo, me metí, solamente quise que el Papa bendiga a mi hija... Todo vale... Todo vale. Creo que en este momento todo vale... Muy emocionado mi hija lloro de emoción, lloramos porque estamos muy felices.  Logramos lo que queríamos”, expresó la madre.

Hoy, Valeska y su mamá regresan a Lima para continuar con esa lucha, de la que estamos seguros saldrán.