Última Hora

Vecinos cercanos al río Madre de Dios están preocupados por el embalse que se forma tras el deslizamiento de un cerro.

La Comisión de Emergencia insiste en que es mínima la posibilidad de una cabeza de agua.

Al parecer cayeron 2,5 millones de metros cúbicos de material que quedaron a lo largo de unos 600 metros sobre el cauce del río.

Esto hizo un embalse que va creciendo poco a poco en el límite natural entre Siquirres y Matina.

Acercarse a la zona podría ser peligroso para los lugareños debido a que hay mucho terreno inestable.

Pese al temor de los vecinos, en la Comisión de Emergencia lo toman con tranquilidad; reconocen que se debe tener cuidado, pero no creen que se vaya a dar una cabeza de agua que lleve problemas a poblados río abajo.

Para que el río vuelva e a hacer cause podrían pasar varias semanas, de acuerdo con los análisis de los expertos. Por eso es que necesitan que el nivel del agua suba, para que supere la tierra caída sobre el río. Y es que hasta ahí no pueden llevar maquinaria.

Según la Comisión de Emergencia, a esta situación le están dando un continuo seguimiento con ayuda de las municipalidades de Siquirres y de Matina.