Última Hora

Al minuto 35 del segundo tiempo el árbitro Keylor Herrera llamó a los capitanes de Saprissa y Grecia y les informó que el partido se suspendía por una amenaza de bomba en el Estadio Ricardo Saprissa.

La amenaza fue confirmada por el Ministerio de Seguridad Pública.

Por los parlantes del estadio se le pidió a los aficionados abandonar el reducto y la gente lo hizo así de manera ordenada.

En el estadio había unos 12.500 personas en el juego.

Se le confirmó a Teletica Deportes que se recibió una llamada anunciando que en algún lado del estadio hay un artefacto explosivo.

El partido se tendría que finalizar este lunes y al momento de la suspensión Saprissa ganaba 6-1.