Nacional

Negocios turísticos de La Fortuna de Bagaces reabren sus puertas tras paso de Otto y confían en apoyo de turistas nacionales

Ahora, centros turísticos del cantón guanacasteco claman para que el olvido de los costarricenses no devaste sus esperanzas de salir adelante.

DEC 14 2016 Sergio Arce

Primero fueron los daños provocados por el huracán Otto, que a su paso por nuestro país golpeó con especial fuerza zonas del norte, entre ellas Upala y La Fortuna y Guayabo de Bagaces.

Ahora, negocios turísticos del cantón guanacasteco claman para que el olvido de los costarricenses no devaste sus esperanzas de salir adelante.

Lea también: Cruz Roja cerró recolección de donativos para afectados por Otto; solo recibirá azúcar.

Tres hoteles y centros recreativos de La Fortuna de Bagaces reabrieron o están por reabrir sus puertas, con la ilusión de recibir a los amantes de la naturaleza, la buena comida y las aguas termales.

Se trata de Thermomanía, hotel Yökö Termales y Las Hornillas Tours, que con mucho esfuerzo esperan levantarse de la tragedia que vivió el sector a finales de noviembre con el paso del ciclón, que dejó en el país un saldo de 10 muertos y numerosos daños en infraestructura y viviendas.

El primer sitio en reabrir fue Las Hornillas Tour -el pasado 5 de este mes-, un centro recreativo ubicado 400 metros al sur y 2 kms al este de la planta geotérmica Miravalles 1 y 2.

El lugar cuenta con caminatas para ver la actividad del coloso cuyo nombre lleva el proyecto del ICE. También sauna, baños de barro y aguas termales así como cabañas y restaurante. 

Thermomanía es otro de los sitios que reinició operaciones este martes, según contó su responsable Giovanni Chaves. Este sitio se encuentra en La Unión de La Fortuna de Bagaces, cerca del volcán Miravalles.

El lugar cuenta con 38 habitaciones, restaurante, aguas termales distribuidas en siete piscinas, bar húmedo y parque de agua con toboganes.

"No estamos devastados como se dijo inicialmente; hubo mucho lodo pero ya estamos operando (...) Muchos dirán que es muy rápido, pero es que hubo mucho trabajo de maquinaria y manos buenas y generosas; muchos voluntarios; agradecemos a quienes nos ayudaron, porque aquí la gente voló pala, limpió con carretillos", relató Chaves.

Otro sitio ubicado en las faldas del Miravalles y que espera abrir sus puertas lo antes posible es el hotel Yökö.

Karla Arias, trabajadora del sitio, contó a Teletica.com que las instalaciones están listas para atender a los visitantes, pero que saben que hay un enorme reto en devolverle la confianza a la gente para que visite la zona, caracterizada por su enorme belleza escénica.

"Nuestra empresa al igual que otras empresas turísticas de la zona hemos logrado salir adelante y limpiar nuestras instalaciones. Necesitamos de todos ustedes para que nos visiten (...) para que las personas vean que la zona ya está limpia y los hoteles están en buen estado", relató Arias.

Los consultados reconocen que la tragedia producto de Otto ocurrió en el inicio de la temporada alta, y que hoy abren sin reservaciones pero sin haber despedido a nadie. 

"Es el inicio de la temporada alta y del pago del aguinaldo, entre otros gastos, y todas las empresas en este momento tenemos muchos días de no generar ningún ingreso, tenemos muchos empleados y sus familias que dependen de un salario. Es por esto que queremos solicitarles que nos ayuden, para que las personas nos vuelvan a visitar y así lograr levantarnos y no cerrar nuestras puertas", enfatizó. 

¿Qué opinas de esto?

Más recientes