Última Hora

Los abogados del Ministerio del Interior de Australia aseguraron este domingo que el tenista serbio Novak Djokovic no recibió garantías de que se aceptaría su exención para ingresar en el país y agregaron que el deportista no está vacunado contra el SARS-CoV-2. El ejecutivo de la isla pidió a la Justicia que el recurso interpuesto por el serbio para poder permanecer en la isla sea desestimado.

"No existe tal cosa como una garantía de entrada para un no ciudadano a Australia. Más bien, existen criterios y condiciones para la entrada, y razones para la denegación o cancelación de una visa", sostienen los abogados en un documento presentado la noche del domingo ante el tribunal que estudia la deportación del tenista y que se manifestará al respecto a primera hora del lunes.

El tenista serbio de 34 años busca revertir la cancelación de su visa para ser liberado de un centro migratorio de Melbourne y poder disputar el Open de Australia, que comienza el 17 de enero. El Tribunal de Circuito de esa ciudad decidirá si el número uno del mundo es deportado después de que las autoridades revocaran su visado el pasado miércoles.

"No está vacunado”

El equipo legal de Djokovic, que sostiene que el jugador dio positivo por SARS-CoV-2 el pasado 16 de diciembre, aseguró que éste recibió a través de un correo electrónico una evaluación del departamento de Interior de Australia en el que se decía que cumplía con los requisitos para ingresar al país sin cuarentena, pues se había recuperado recientemente de la infección.

Los abogados del Gobierno reconocen la existencia de ese correo, pero argumentaron que "esto no quiere decir que el ministro (o su delegado) no pudiera cuestionar a su llegada las respuestas o las pruebas en las que se basaron". En el documento, de 13 páginas, los abogados del gobierno indicaron que es un tema de mutuo entendimiento entre las partes que Djokovic "no está vacunado".

Si la versión de los defensores de Djokovic, un conocido antivacunas, son reales, el tenista participó en al menos dos actos públicos, sin mascarilla y sabiendo que estaba contagiado, los días 16 y 17 de diciembre. Australia exige a los viajeros tener la pauta completa de la vacuna contra el SARS-CoV-2 o una exención médica válida para entrar al país y al parecer ninguna de ambas condiciones se cumple en este caso.

DZC (EFE, AFP)


Spotify TeleticaRadio