Última Hora

El Tribunal Penal de Cartago rechazó un recurso de apelación presentado por el abogado de Kenneth Mejía Chavarría, quien fue sentenciado a 19 años de cárcel por el asesinato de Luanny Salazar.

Francisco Herrera, en su apelación, argumentó que durante el juicio no se probó la responsabilidad del imputado, pues lo único que existió fue prueba indiciaria y eso estaba "muy largo de acreditar la responsabilidad con certeza" de su defendido.

Sin embargo, el Tribunal considera que la solicitud de libertad es improcedente debido a la evidencia ya presentada por la Fiscalía y la parte querellante.

“Yo creo que la prisión es lo último que se debe de utilizar porque, si hay más medios alternativos, no entiendo cómo Costa Rica violenta los derechos fundamentales de los privados de libertad. Ahora lo que nos queda es esperar que el Tribunal vea la apelación del querellante porque él considera que había homicidio calificado y robo agravado, pero lo que realmente hay es homicidio simple y hurto”, dijo Francisco Herrera.

Según Joseph Rivera, abogado de la familia de Luanny Salazar, su representación y la del Ministerio Público no tienen claro por qué se pide la libertad del condenado y señala, además, que el abogado de Mejía no explica claramente los argumentos de "inocencia".

“A Francisco Herrera se le rechaza la solicitud de libertad porque no se sabe qué está pidiendo. A nosotros como querellantes se nos da la razón en cuanto a la apelación que emitimos y se podría ordenar un nuevo juicio porque el Tribunal de Cartago está lleno de errores, que generan impunidad en cuanto al homicidio cometido porque al imputado se le tenían que dar 50 años de cárcel y no 19”, comentó Rivera.   

Rivera dice que está claro que se trató de un homicidio calificado contra la víctima, en la figura de “criminis causa”, por lo que se debe, según su criterio, realizar un nuevo juicio.

El querellante considera que, en noviembre o a más tardar diciembre, se podría estar ordenando un nuevo debate contra el imputado.

Hechos

El pasado 12 de julio, Kenneth Mejía Chavarría fue condenado a 19 años de cárcel por ser encontrado culpable de asesinar a la joven Luanny Salazar. El Juzgado Penal de Cartago dijo que es responsable de los delitos de homicidio simple y hurto agravado en perjuicio de la muchacha.

Luanny fue asesinada con arma blanca, la noche del 9 de junio de 2020 en la casa de Mejía, luego fue arrastrada hasta el patio de la vivienda, donde fue enterrada.

Tras varios días desaparecida, fue encontrada por familiares en la casa mencionada. 

Youtube Teletica