Última Hora

La sonada era de Wálter Centeno como técnico del Saprissa se inició esta noche con un triunfo ante el alicaído Santos, una victoria por la mínima pero en exceso cómoda.

Los tibaseños recibieron en su casa a un conjunto guapileño en crisis, dolido aún por las tundas que le propinaron San Carlos (1-5) y Grecia (5-0) y ahora en la casa de un rival que tenía demasiada exigencia por ganar.

Para la S el partido de este miércoles iba mucho más allá de recuperar lugares en la clasificación: se trataba de darle una entrada triunfal al Paté, el principal fichaje morado en esta temporada.

Con apenas tres días en el banquillo, Centeno se robó el show de un estadio que se acercó al llenazo por y para él, una expectativa tan alta que colocaba cualquier tropiezo en el apartado de lo inaceptable.

Así, la primera parada del nuevo timonel destacó por la presencia de Michael Barrantes atrás y la confianza para Golobio en el medio, quizás las dos movidas más llamativas en una titular que, por lo demás, dejó ver mucho de lo habitual.

Lo particular vino quizás tras el pitazo, con un Saprissa que dominó ampliamente a los guapileños y que privilegió, más de lo común, la tenencia del balón.

El penal de Pablo Arboine al 10’ pudo haber puesto a la S más temprano arriba en el marcador, pero la parada de Bryan Morales al cobro de Christian Bolaños ahogó el grito de gol en la fría noche tibaseña.

Ese júbilo, retrasado pero inevitable con lo visto en el terreno, llegó al 42’ en las piernas de Mariano Torres, la capitalización de todo lo bueno que mostraban los saprissistas.

Con el marcador a su favor y Santos contenido, Centeno se permitió compartir los focos de atención y le abrió la puerta del debut al hondureño Rubilio Castillo (59’), otra de las esperanzas de cambio para los tibaseños.

El catracho no consiguió demostrar demasiado, pero con la tranquilidad en el pizarrón tampoco hubo demasiada urgencia arriba.

Saprissa ganó en el estreno de Paté y se va al clásico como segundo de la clasificación, un panorama alentador para el primer gran reto de este nuevo Monstruo.