Última Hora

Imagínese entrar a un túnel y por más que intente ver a los lados solo encuentra oscuridad. Lo único que sus ojos pueden distinguir es a lo lejos una luz al final del túnel.

Esta es prácticamente la misma sensación que experimentan quienes tienen glaucoma.

Lo más preocupante es que al inicio esta enfermedad no presenta síntomas y de no ser atendido, el paciente puede perder la vista de manera repentina.

De hecho, el glaucoma es considerada la primera causa de ceguera prevenible e irreversible en el mundo.

Esta es la semana mundial del glaucoma y por eso en Buen Día hablamos de esta condición.

La oftalmóloga, Mónica Mayorga, nos amplía en el tema.

Si desea contactarla puede hacerlo a los números: 2208-8118 o al 2257-2013.