Última Hora

Alexandra Lang no se cansa de emprender: comenzó en mayo del 2017 con su blog de gastronomía llamado ‘Así Come Ale’.

“A principio era algo solo para pasarla bien, salir a comer y divertirse, hasta que la gente me empezó a contactar para que fuera a hacer los reviews a los restaurantes”, comentó Lang.

Su blog creció rápidamente hasta acumular, a la fecha, 41 mil seguidores en su Instagram.

“La gente me escribe para recomendaciones, me dicen de qué tipo de comida están antojados o quieren y yo les doy las recomendaciones que yo tengo, pero no le doy prioridad a un lugar aunque me pague, yo soy lo más transparente posible”, indicó.

La vecina de Escazú se graduó de la universidad en administración de empresas, con una licenciatura de mercadeo, e iba empezar con su práctica profesional, pero por la pandemia tuvo que suspenderla.

Esta situación la motivó a iniciar otro emprendimiento llamado ‘Say Cheese’, paletas de cheesecake personalizadas con toppings.

“Yo como tengo el blog ‘Así Come Ale’, en Estados Unidos habían visto estos cheesecakes y aquí en Costa Rica no había visto nada parecido y pensé que sería una buena idea y reinventarme en estos momentos en que estoy desocupada porque no pude hacer la práctica laboral”, dijo Lang.

Ella siempre ha sido amante de la cocina, entonces aprovechó que su mama tenía una receta muy buena de cheesecake y con esta empezaron el negocio.

Recientemente, ‘Ale’ fue la ganadora del concurso ‘Masterchef’ de Blank Lifestyle. “Ahí me ayudó el apoyo de la gente porque había mejores platos y presentaciones (se rió)”.

Esta emprendedora ofrece dos opciones de su producto estrella: la porción mediana que vale ₡2.000 y se puede escoger un topping de chocolate o cereal y la grande de ₡2.500.

Los interesados pueden recoger el cheesecake en Escazú o mandarlos a pedir desde alguna plataforma digital de entregas/delivery. El pago se puede realizar con Sinpe (8896-9160), transferencia o en efectivo.

‘Ale’ decidió utilizar el alcance de su blog para ayudar a niños en riesgo social de la fundación Lifting Hands.

“Hace cuatro meses tomé la iniciativa de hacer una campaña de ayudar a los niños de Liftings Hands, me junté con varios emprendedores y yo les hice la publicidad en ‘Así Come Ale’ y ellos a cambio me dieron productos para donarlos”, acotó la emprendedora.

Para el Día del Niño, Lang volvió a activar la campaña en su blog. “Ya conseguimos bebidas, confites, galletas, brownies, rice crispy, muffins y hasta camisas”. Al tener tanto apoyo, ya lograron obtener más de 500 productos para alegrar a los pequeños en su día.