Última Hora

José María Villalta- PFA

¿Se puede lograr erradicar el 50% de los tugurios en cuatro años?

Según datos suministrados por el Ministerio de Vivienda, en la actual administración se han invertido ₡38 mil millones en la erradicación de tugurios.

Daniel Quesada 31/1/2014 12:04

El candidato del Frente Amplio, José María Villalta, plantea en sus propuestas de gobierno la erradicación del 50% de los tugurios existentes en el país, producto de la conjugación de una serie de políticas y la captación de recursos existentes.

El capítulo de “Vivienda digna y planificación territorial”, dice textualmente:

“Priorizar la construcción de vivienda digna para las personas en condición de pobreza mediante la inversión y el uso eficiente de la totalidad de los recursos disponibles del Fondo de Subsidios para la Vivienda (FOSUVI) y los ingresos recaudados mediante el Impuesto a las Casas de Lujo. Para ello, FODESAF girará a FOSUVI la totalidad de los recursos que la ley le asigna. Simplificar los trámites engorrosos y erradicar las prácticas burocráticas de instituciones que se trasladan las responsabilidades mutuamente. (…) Como resultados de esto, al menos el 50% de los tugurios existentes en el país serán erradicados en un período de cuatro años y sustituidos por barrios decentes”.

En vista de las políticas aplicadas hasta el momento y la tendencia de erradicación de asentamientos informales, resulta complejo que en cuatro años se logren engranar los procedimientos necesarios para resolver esta problemática.

Estado de la cuestión

Según datos suministrados por el director de la Dirección Integrada del Territorio, José Gabriel Román, del Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos (MIVAH), en la actual administración se han invertido ₡38 mil millones en la erradicación de tugurios.

“Con estos recursos se edificaron 6.352 viviendas, de las cuales, 5.253 para familias que tenían el tugurio en lote propio y 1.099 vivían en terrenos en precario”, agregó.

Esto representa, según los datos del MIVAH, entre 45 mil y 50 mil familias que viven en tugurios, contrario al dato del CENSO del 2011, que arrojó la cifra de únicamente 15 familias en esta condición.

Con estos números, el 50% de las familias en tugurios sería cerca de 25 mil, en consecuencia, cuatro veces lo hecho por la actual administración, y según la inversión de este período, para lograr erradicar ese número se requeriría una inversión cuatro veces mayor, es decir, 152 mil millones.

¿Propuesta concreta?

Según el análisis comparativo de objetivos, metas y políticas propuestas de los candidatos, hecho por el Estado de la Nación, en esta propuesta del candidato frenteamplista se concluye lo siguiente:

“Específicamente sobre la Meta (Cuantitativa) de erradicar 50% los tugurios, no se presenta una "Política" concreta. Sin embargo es importante recalcar que el "Objetivo" en que se enmarca sí tiene una política que es la siguiente: "mediante la inversión y el uso eficiente de la totalidad de los recursos disponibles…”.

“Además, para ese mismo objetivo de vivienda digna para personas pobres propone otro "Objetivo" que es el siguiente: "Simplificar los trámites engorrosos y erradicar las prácticas burocráticas de instituciones que se trasladan las responsabilidades mutuamente." El cómo ("Política") simplificar estos trámites no lo dice”.

Eso sí, el estudio destaca que a partir de ese análisis no se puede valorar la viabilidad de la propuesta, ya que implica además conocer el costo. “El Informe no valora si la propuesta es buena o mala o viable o no”, concluyen.

Una reforma necesaria

La “maraña” que significa el desarrollo de políticas públicas, comprende uno de los aspectos que pondrían freno a esta iniciativa, según Franklin Solano, coordinador de la Unidad de Investigación de la Fundación Promotora de Vivienda (FUPROVI).

Solano considera que la erradicación de tugurios no es un objetivo que se deba tomar con ligereza, pues envuelve una problemática de tal complejidad que requiere de hacer reformas y modificaciones, incluso a regulaciones actuales.

“Se requiere un tratamiento extraordinario para una situación extraordinaria. Hemos venido hablando de que para lograr atender el problema de asentamientos en precario, existe la necesidad de aplicar normativas diferentes”, considera.

“FUPROVI presentó un proyecto de ley de renovación urbana, que tiene que ver con cómo segregar, titular y construir en espacios especiales. Los gobiernos locales deberían buscar alternativas de solución y no solo ser un ente fiscalizador”, agregó.

Según FUPROVI, el BANHVI entrega alrededor de 10 mil bonos por año, por lo que, si esa cantidad se dirige únicamente hacia tugurios, la propuesta podría encontrar buen término.