Última Hora

Los primeros diputados que tuvo nuestro país ganaban 2 colones y se les pagaban completos solo si los necesitaban.

196 años después, por primera vez en la historia, el Poder Legislativo tendrá su propio edificio. El estado pagará 201.600 millones de colones, pero dejará de pagar alquiler. Hasta hoy, las oficinas del Congreso estuvieron repartidas entre 14 edificios.

El primer recinto de nuestra Asamblea Legislativa fue la Fábrica de Tabaco.

Corría el año de 1824, cuando el 6 de septiembre se instaló la primera Asamblea Constituyente tras la Independencia.

En el año 1.855, el presidente Juan Rafael Mora terminó la construcción del Palacio Nacional, ubicado donde hoy está el Banco Central, y ahí se instaló la Asamblea Legislativa junto con los otros poderes del Estado.

Un fragmento del techo del Palacio Nacional se conserva en el Museo Nacional, al igual que 12 lámparas de bronce que fueron hechas en París.

En este año, la Asamblea Legislativa se mudó al llamado edificio de Cuesta Moras junto a la Casa Rosada, el Sión y el Castillo Azul.

Un conjunto de edificios habitacionales o educativos, pero nunca construidos para oficinas.

Estas instalaciones que albergaron al Poder Legislativo durante 63 años, y que han sido testigos de la creación de miles de leyes, acumulan tres órdenes de cierre del Ministerio de Salud, reiteradas desde el año 2010 y apoyadas por la Sala Constitucional desde el 2014.

Además, las oficinas del Congreso están distribuidas en 14 edificios entre San José y Los Yoses. Ocho de estos son propiedad del Estado, pero seis son alquilados y por ellos se pagan más de mil millones de colones al año.

Tanta dispersión de oficinas genera más trabajo, problemas de comunicación y casi ¢300 millones anuales en reparación de goteras, pintura, pisos y paredes.

Nuevo edificio

A partir de este 19 de octubre, el Congreso tendrá su propio edificio.

Tiene 85 metros de altura, 21 pisos, incluyendo cuatro sótanos y una terraza. En el centro hay una plaza donde se podrá caminar. El costo es de 83.000 millones de colones; pero con los intereses, al Estado le costará 201.600 millones de colones, la Asamblea pagará 1.200 millones de colones mensuales por 14 años.

Tiene una tecnología muy moderna con la que se espera ahorrar un 25% en el gasto de agua y luz, por la amplia iluminación natural y ventanas que se cierran electrónicamente de acuerdo con la lluvia o al viento.

La oficina de cada diputado será de 100 m2. El Plenario estará ubicado en la parte de abajo y las oficinas de los diputados, así como las comisiones, en pisos más arriba.

El Plenario tiene espacio hasta para 114 diputados en caso de ampliación. La silla y la curul de cada legislador cuesta tres millones de colones aproximadamente.

Previo a la primera sesión legislativa de este lunes, los diputados ya estuvieron ensayando.

El nuevo edificio está ubicado al costado sur del Tribunal Supremo de Elecciones y pasará a manos del Estado en el año 2034.