Última Hora

El manejo gubernamental de la emergencia, provocada por el COVID-19, le valió al Presidente Alvarado un repunte inédito en la imagen de su gestión, alcanzando un 65% de valoraciones positivas por parte de la ciudadanía.

Esa cifra triplica los números de noviembre (22%) y agosto anterior (21%) mostrados por el Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica, cuando el respaldo presidencial tocó fondo en medio de los cuestionamientos por el manejo de las finanzas públicas y las constantes manifestaciones sociales.

Todo esto llega menos de tres meses después de que estallara el escándalo UPAD, relegado ahora a un segundo plano en medio de la emergencia mundial por el coronavirus.

“Definitivamente, como dirían muy a lo tico, la emergencia le salvó la campana al Gobierno”, dijo Eduardo Cruickshank, diputado de Restauración Nacional.

Él y otros legisladores coinciden en que el manejo sanitario de la crisis ha sido excepcional por parte del Poder Ejecutivo y, especialmente, del Ministerio de Salud; pero insisten en que el mandatario está capitalizando el esfuerzo de muchos otros, incluida la propia Asamblea Legislativa.

“Era esperable, el país está concentrado en ver cómo se resuelve esta crisis y el Gobierno ha manejado bien la situación.

“Él (Alvarado) está capitalizando el esfuerzo de muchas instituciones, incluido el de la Asamblea Legislativa, porque mucho de lo que se avanza pasa por aquí, pero él la capitaliza porque es el que sale en las conferencias de mediodía, comentado los avances”, dijo el socialcristiano Pablo Heriberto Abarca.

“Yo creo que para nadie es un secreto que el manejo de la parte sanitaria de la crisis ha sido muy bueno de parte del Ejecutivo, particularmente de parte del Ministerio de Salud y de la Caja Costarricense de Seguro Social y el resto de los involucrados en ese tema”, añadió Cruickshank.

Otros, como el liberacionista David Gourzong, insistieron en que es también el reflejo de la solidez de una institucionalidad que trasciende al Gobierno de Alvarado.

“Considero que el Gobierno ha reaccionado correctamente ante la crisis, pero los instrumentos estaban ahí también en cuanto a recurso humano, equipo, estructura y todo eso que ha dejado la institucionalidad de muchos gobiernos atrás.

“Está claro que se tomaron las decisiones correctas, pero los diputados también ayudamos a que el país estuviera preparado, por ejemplo, ya teníamos aprobada la ley de teletrabajo. Ha habido mucha responsabilidad del sector empresarial, y por qué no decirlo, de nosotros los diputados al aprobar leyes con riesgos importantes”, finalizó el verdiblanco.

La encuesta del CIEP, publicada la noche de este martes, asegura que más del 70% de la población consultada confía en las decisiones del Gobierno para enfrentar la pandemia, mientras que el 93,88% apoya las medidas sanitarias impuestas por el Ministerio de Salud.