Última Hora

Quejas por patronos y líderes religiosos que cuentan su intención de voto, abarrotan la línea 800-elector.

En una semana el Tribunal Supremo de Elecciones, recibió, a la línea 800-elector, más de 300 llamas.

En su mayoría, para denunciar a sus patronos o el uso de inmuebles públicos para pegar propaganda.

El TSE, contempla como caso de denuncia, aquel, donde por ejemplo haya coacción o amenaza.

Explican que también se realizan constantemente consultas.

Relacionado por ejemplo, a las homilías o mensajes que sacerdotes o pastores, dan en los templos.

Del total de llamadas, dos fueron acogidas como denuncias, en el caso de la cadena de restaurantes Subway.