Última Hora

Otto Guevara - PML

¿La utopía de los 500 mil empleos de Otto?

Guevara deposita la generación de estos empleos en el sector privado...

William Álvarez 22/1/2014 05:48

“Entre el 2010 y 2012 se ofrecieron 37.111 nuevos empleos en esta categoría (empleos no calificados), cifra inferior a los 47.759 que dejaron de existir entre el 2008 y 2009”, así cita el Décimo Noveno Informe del Estado de la Nación.

El candidato del Movimiento Libertario, Otto Guevara, promueve como una de sus políticas estrella la generación de 500 mil nuevos empleos en cuatro años. “No es una promesa, es una afirmación”, indicó el candidato libertario.

Sin embargo, la generación de estos empleos es disímil a la realidad que vive el país, o al menos eso enfatiza el analista Juan Carlos Hidalgo. “Un vistazo a las estadísticas de generación de empleo de los últimos 20 años nos revela que resulta casi imposible generar 500.000 puestos de trabajo en el país en el período 2014-2018”, citó Hidalgo.

Guevara deposita la generación de estos empleos en el sector privado. ¿Por qué? En el Plan de Gobierno del ML el capítulo 4.2.2 dicta, “parar la contratación de personal en el sector público. Tenemos que hacer un alto en el camino. El crecimiento del empleo público en estos últimos 8 años nos tiene al borde del precipicio”.

Bajo este supuesto, las empresas privadas tendrían que generar cerca de 125.000 empleos anuales. Según el Estado de la Nación, sólo en el 2012 se generaron 50.290 empleos para personas calificadas.

En 2012 el país estuvo en capacidad de producir solo un 40% de los puestos de trabajo que promete Otto Guevara. Aunque podría sumar la generación de empleos de personas no calificadas –reportadas por el informe- el resultado no sería concluyente. Según Juan Ramón Rivera, Presidente de la Cámara de Industrias de Costa Rica, “la mayoría de las empresas buscan personal más especializado, requiere tener actitudes diferentes, especialistas. Son gente que requiere una aptitud especial. Hay una mayoría de empresas recibiendo profesionales universitarios”.

Resultado de esto, las políticas de gobierno tendrían que ir perfiladas a dos vías esenciales, modificación de acceso a la educación y condiciones para atraer inversión extranjeras; ambas contempladas en el Plan del ML. Ante esto, el analista Juan Carlos Hidalgo enfatiza que, “aún si Guevara lograra implementar exitosamente las reformas que propone, es muy probable que los beneficios en materia de generación de empleos los vea otro gobierno”.

En este punto las “Propuestas de Otto” tienen una coincidencia, al menos con lo que piensan los industriales. Para Juan Ramón Rivera, abrir el mercado de la electricidad a la competencia podría ser un factor importante para que la inversión en empleos aumente por parte de algunas compañías. Sin embargo, Rivera afirma que esta es una medida a mediano y largo plazo.

En el punto 5.7.1 del Plan del Gobierno, Guevara tiene claro la necesidad de direccionar las estrategias educativas, según lo necesiten las empresas. “La oferta educativa de las universidades estatales, financiadas con nuestros impuestos, deberá ajustarse a los requerimientos del mercado laboral, así como a satisfacer otro tipo de demandas sociales”, menciona. ¿Estás modificaciones educativas son de corto plazo?

“Solo cuando el trabajador terminó la secundaria sus posibilidades de encontrar empleo comienzan a crecer”,  indicó el Estado de la Nación. Aunque esta premisa no es una novedad, existe una gran cantidad de costarricenses con secundaria incompleta.

Para el economista Alberto Franco, “es una meta muy ambiciosa que exigiría un cambio significativo y rápido en las condiciones de competitividad del país, y que permitan acelerar notablemente  el crecimiento económico a partir de este mismo año”. Así el éxito de estas propuestas depende en mayor medida de reformas o leyes que deben pasar por el diálogo de una fracciona Asamblea Legislativa.

El analista Juan Carlos Hidalgo, argumentó que un verdadero liberal tendría claro que los empleos no los crea el presidente y más aún no podría dar un número exacto de nuevos empleos durante su gobierno.