Última Hora

Los costarricenses identificados como Armando José Espinosa Oporta, Donald Adrián Chinchilla Méndez y Manuel Salvador Zapata Valencia, fueron detenidos por la Dirección Antinarcóticos de la Policía Metropolitana de Cartagena y pasados a la orden de la fiscalía Seccional Bolívar por el tráfico de cocaína.

Uno de los costarricenses, Armando Espinoza Oporta, llegó a Cartagena a bordo de un crucero que cubría las rutas Jamaica-Islas Gran Caimán, Costa Rica - Colón-Panamá.

La embarcación hizo tránsito en Cartagena y Armando Espinosa salió e hizo un recorrido por la ciudad. Sin embargo, todo indica que su objetivo no solo era conocer los puntos turísticos.

Las indagaciones de la policía antinarcóticos dejan ver que el extranjero recogió una carga de droga y luego regresó al crucero. Logró evadir los controles y guardó el estupefaciente en su habitación.

Hizo intento por ingresar in segundo cargamento pero mientras intentaba ingresar al crucero, miembros antinarcóticos de control portuario lo revisaron y lo detuvieron.

Al requisarlo, descubrieron que llevaba adherido al torso una faja de color beige, repleto con clorhidrato de cocaína.

En total, fueron 14 kilos con 540 gramos de clorhidrato de cocaína los que le hallaron al costarricense.

Los otros dos costarricenses llegaron a Cartagena días después.

Igualmente a bordo de un crucero que hizo tránsito en la ciudad, que cubría la ruta Jamaica-Puerto Limón, Costa Rica-Panamá, con algunas zonas de tránsito.

Los dos hombres vivieron una historia parecida. Bajaron del crucero y luego de un paseo por la ciudad, regresaron a la embarcación.

Cuando miembros de la policía antinarcóticos revisaban las maletas de estos, descubrieron que llevaban nueve kilos con 20 gramos de clorhidrato de cocaína.

Según expresan jerarcas de la policía nacional de Colombia se ha detectado una nueva ruta para sacar cargamentos de droga de ese país precisamente utilizando cruceros que visitan islas del caribe y puertos como en el Colón en Panamá y Limón en Costa Rica.