Última Hora

Miembros del Servicio Nacional de Guardacostas rescataron, el lunes pasado, a una tortuga cabezona malherida, posiblemente víctima del ataque de un tiburón.

El rescate del quelonio se dio en aguas de Limón, donde se suelen encontrar entre 15 y 20 nidos al año, especialmente en el Caribe sur.

Sin embargo, su número se ha reducido dramáticamente por el saqueo de huevos o cuando las atrapan para destazarlas, informó Didier Chacón del Centro Científico Tropical, que cuenta con una sede en Moín. 

Chacón relató que los efectivos de Guardacostas la llevaron al Centro, donde la atienden con antibióticos, hidratación y una dieta basada en calamares y cangrejos.

Esto porque el animal presenta la amputación total de su aleta izquierda y heridas en su cabeza y en el caparazón. Se trata de escoriaciones hechas por la fauce de un escualo.

El funcionario agregó la tortuga cabezona atendida es una hembra de unos 20 años, y mide 68 centímetros y pesa 52 kilos.

Una vez el animal esté recuperado los funcionarios del Centro tienen contemplado devolverlo al mar.

Con información de la periodista Susana Peña Nassar.