Última Hora

En la comunidad de Jicote, Parrita, Puntarenas, se levantará una planta de recibo, lavado, secado, empaque, almacenamiento y distribución de papaya, que costará cerca de 570 millones de colones e impactará a 33 familias de forma directa y unas 200 familias de forma indirecta.

La obra de 1.371 metros cuadrados beneficiará a Coope Parrita-Tropical R.L, organización que agrupa a 33 agricultores de Parrita que, en el año 2012, tomaron la decisión de unirse para salvar el cultivo de papaya en la zona.

Para la creación de la nueva planta, el Instituto de Desarrollo Rural (Inder) aportó 450 millones de colones, mientras que el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) invirtió 119 millones de colones más.

Anteriormente, esta cooperativa había recibido el apoyo estatal mediante una serie de inversiones para fomentar el cultivo de papaya.

El Inder les apoyó con la construcción de un camino interno, lastrado y construcción de un puente, así como la construcción de un pozo de agua y un proyecto electrificación. Todo ello significó una inversión de ¢128 millones.