Última Hora

"Hemos sido totalmente transparentes con la información. No estamos ocultando absolutamente nada". Esta fue la reacción del ministro de Salud, Daniel Salas, luego de que se le consultara por qué no informaban la cantidad de pruebas diarias realizadas por COVID-19 en Costa Rica.

Las dudas surgieron luego de que un documento del Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (INCIENSA) que circuló este lunes daba cuenta de que se habían realizado 855 pruebas que dieron resultado positivo, cifra muy distinta a la de pacientes confirmados.

El ministro explicó que a hay un porcentaje importante de personas que ocupan más de una prueba, ya sea por que la prueba salió indeterminada (ni positiva ni negativa) o bien porque las personas que dieron positivo deben de ser sometidas a varias pruebas posteriores para comprobar si ya superó o no la enfermedad.

En otras palabras, a muchas personas se les puede hacer varias pruebas, y por eso hay diferencias entre la cantidad de pacientes y las pruebas con resultados positivos.

"Creanme como Ministro y antes como director de Vigilancia de la Salud: aquí no hemos ocultado nunca nada"

El jerarca agregó que en este momento se enfocan en las personas y no en cantidad de exámenes realizados.