Última Hora

Los medios de prensa estadounidenses son un hervidero de informaciones que surgen tras el primer debate presidencial entre la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump.

The New York Times, The Washington Post, The Huffington Post y CNN son algunos de los que cuentan con múltiples análisis y datos que, entre otras cosas, dan por ganadora a la exsecretaria de Estado frente a su opositor.

Por ejemplo, un sondeo realizado por la cadena de televisión reveló que un 62% de los que vieron el debate aseguran que Clinton se mostró más sólida y convincente que Trump, que acogió el 27% de las opiniones. Un restante 11% no está claro quién ganó el debate.

La periodista Dana Milbank del diario The Washington Post aseguró en un amplio análisis que "las interrupciones, insultos e insinuaciones de Trump no lo salvaron" en el debate.

Adam Nagourney, del The New York Times, indicó que Trump quiso "1) ayudarse con las mujeres, 2) ayudarse de frente a los votantes moderados, y 3) limitar el apoyo de los afroamericanos hacia Clinton.

"Hillary Clinton dominó el debate con Donald Trump en temas como la seguridad nacional y género diciéndole a los votantes que no podrán confiar en su oponente  con temas sensibles como las armas nucleares y advirtiendo que él no respeta a las mujeres", escribió el citado diario, que el sábado pasado anunció públicamente su respaldo a la candidatura de la demócrata.

Univisión, por su parte, publicó: "Donald Trump perdió este lunes la oportunidad de presentarse como un político más tranquilo y más serio en su primer debate contra Hillary Clinton. El candidato republicano resopló, adoleció de falta de preparación y reaccionó nervioso a las provocaciones de la demócrata".

Esta cadena se enfrascó en un lío comercial con Trump por el certamen Miss Universo cuando el republicano era el propietario de la franquicia internacional.

El equipo de fact checking de Univision encontró ocho mentiras, todas ellas de Trump, y dos afirmaciones engañosas, una de ellas de Hillary Clinton.

Por ejemplo, el republicano mintió sobre su no apoyo a la guerra en Irak cuando en realidad sí lo hizo en el 2002; mintió sobre no haber dicho que el embarazo es inconveniente para los empleadores, pero sí lo dijo.

También mintió cuando negó haber dicho que el cambio climático era un invento de China, porque sí lo externó, y mintió cuando dijo que Clinton ha luchado contra ISIS toda su vida, cuando en realidad ISIS tiene menos de cinco años de existencia.