Última Hora

Álvaro Alonso Guido tiene 15 años y su vida no ha sido fácil: él tiene parálisis cerebral, padece de ataques de epilepsia, sufre de asma y debe tomar medicamentos todos los días.

Él vive juntos a sus padres en Bajo Corrales.

Actualmente cursa el séptimo año en el Colegio Vocacional de Candelaria en Naranjo y debe asistir a un aula integrada.

En el cole desarrolla todas sus habilidades.

Tiene antecedentes de asfixia al nacer, hemorragia cerebral, crisis convulsivas, entre otras enfermedades; sin embargo, él nunca se rinde y lucha por su gran sueño.

Anhela ser futbolista.

A la par de la bola siempre pasa y comparte con su hermano, que lo apoya y le da amor.

Él juega con la escuela de fútbol de Naranjo y se siente realizado cuando comparte con otros pequeños.

Sin duda Álvaro es un gran ejemplo para las personas que se quieren dar por vencidas.