Última Hora

Tal y como lo había anunciado a mediados del año pasado, el gobierno de los Estados Unidos traspasó al Servicio Nacional de Guardacostas (SNG) dos embarcaciones de última generación de 110 pies cada una.  

Con la firma de los documentos correspondientes, las dos patrulleras clase Isla, provistas con equipos de comunicación y navegación de última generación, con excelente rango operacional y capacidades marítimas, pasan a pertenecer a nuestro país.

Dos grupos de oficiales de Guardacostas viajarán a Estados Unidos antes de que los navíos sean traídos a Costa Rica para preparar su debido uso.

Primero irá un grupo de seis oficiales a Virginia para supervisar el reacondicionamiento de las embarcaciones; después será el turno de 44 oficiales más quienes viajarán a Baltimore para recibir capacitación especial para comandar, navegar y dar mantenimiento a las naves.

Este último equipo viajará en enero y en el mes de abril partirán hacia Costa Rica para que los nuevos navíos y sus tripulaciones lleguen al país a inicios de mayo.

“Mediante este nuevo equipamiento, Costa Rica fortalece su capacidad para continuar desarrollando operaciones humanitarias, acciones antidrogas y de conservación de la biodiversidad marina”, indicó el Ministro de Seguridad Pública, Gustavo Mata.

Por su parte,  la Embajadora de Estados Unidos, Sharon Day, indicó que el traspaso de las embarcaciones destaca el compromiso de Costa Rica en la lucha por el narcotráfico.

“Estas embarcaciones representan nuestro compromiso con Costa Rica y nuestros intereses compartidos en la lucha contra las organizaciones criminales que operan en nuestras costas y dentro de nuestras comunidades”, enfatizó la Embajadora.

Ambas embarcaciones han estado en servicio activo para Guardacostas de Estados Unidos y en este momento se encuentran en un proceso de remodelación y adaptación para las necesidades de Guardacostas de Costa Rica. 

El valor total de la donación, incluyendo la renovación de los navíos, mejora de sus equipos y capacitación de personal para su operación ronda los $18,9 millones, indicó el Ministerio de Seguridad.