Última Hora

Internacional

Dos periodistas franceses de RFI asesinados en Malí

El presidente de la República, François Hollande, expresó su "indignación ante este acto odioso" y manifestó su pésame a las familias y su solidaridad a la redacción de RFI...

AFP Agencia 2/11/2013 10:54

(AFP) - Dos periodistas franceses de Radio France Internacional (RFI) que realizaban reportajes en el noreste de Malí fueron asesinados el sábado después de haber sido secuestrados por hombres armados.

El anuncio de su muerte causó conmoción en la redacción de la emisora internacional francesa.

El presidente de la República, François Hollande, expresó su "indignación ante este acto odioso" y manifestó su pésame a las familias y su solidaridad a la redacción de RFI.

Hollande se comunicó telefónicamente con el presidente maliense Ibrahim Boubacar Keita y ambos recalcaron su voluntad de "continuar sin descanso su lucha contra los grupos terroristas que siguen presentes en el norte de Malí", según un comunicado de la presidencia.

El ministerio de Relaciones Exteriores francés había anunciado poco antes que los dos reporteros fueron hallados muertos.

"Claude Verlon y Ghislaine Dupont, periodistas de RFI, han sido hallados muertos en Malí", declaró la cancillería en un comunicado.

Hollande anunció que el domingo por la mañana se reunirá con los ministros concernidos "para establecer precisamente las condiciones de estos asesinatos".

"Fueron secuestrados en Kidal por un grupo armado. Los servicios del Estado francés, de manera conjunta con las autoridades malienses, hacen todo lo que está en su poder para aclarar lo más rápidamente posible las circunstancias de su deceso", añadió el ministerio de Relaciones Exteriores.

Poco antes RFI había confirmado en su noticiero el secuestro de sus dos periodistas.

Los dos reporteros habían salido de Bamako el martes y se encontraban en Kidal, a 1.500 km, preparando una emisión especial de RFI sobre Malí para el próximo jueves.

Era su segunda misión en esa ciudad, un feudo tuareg y de sus rebeldes del movimiento MNLA, situado cerca de la frontera con Argelia y controlado en parte por sus combatientes.

En el pasado mes de julio los dos reporteros cubrieron allí la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

Según RFI, Ghislaine Dupont y Claude Verlon fueron secuestrados por hombres armados a las 13H00 (locales y GMT) frente al domicilio de Ambéry Ag Rhissa, un representante del Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (PMNLA, rebelión tuareg) a quien se disponían a entrevistar.

Ag Rhissa, citado por RFI, dijo que escuchó un ruido sospechoso, "culatazos contra el vehículo de los reporteros. Entreabrió su puerta y vio a los secuestradores embarcar a los periodistas en un vehículo todoterreno color beige".

Los secuestradores "llevaban turbantes y hablaban tamachek", la lengua de los tuareg, siempre según su testimonio.

Inmediatamente "intimaron a Ag Rhissa a que entrara a su casa y obligaron al chofer de los periodistas a tenderse en el suelo".

Este último "oyó a Claude Verlon y Ghislaine Dupont protestar y resistir. Fue la última vez que los periodistas fueron vistos", según RFI.

Varias fuentes, citadas por RFI, dijeron que los secuestradores huyeron con los reporteros y tomaron rumbo hacia Tin-Essako, en el este de Malí.

Una fuente gubernamental francesa explicó que "hace algunos días los dos periodistas habían solicitado a la fuerza Serval (contingente militar francés en Malí) que los transportara a Kidal, lo cual les fue negado; desde hace un año se niegan a ello a causa de la inseguridad en esa zona".

Sin embargo, según esa misma fuente, "aprovecharon un transporte de la Minusma (Misión de la ONU en Malí) que sigue aceptando periodistas".

"Ghislaine Dupont, de 57 años, era una periodista apasionada por su oficio y por el continente africano, el cual cubría desde que entró a RFI en 1986", indicó la radio en un comunicado.

"Claude Verlon, de 55 años, técnico de reportaje en RFI desde 1982, era un veterano hombre de terreno, acostumbrado a misiones difíciles en el mundo entero", añade el texto.

El norte de Malí, ocupado en 2012 por islamistas armados vinculados a Al Qaida después de una nueva rebelión lanzada por el MNLA y un golpe de Estado en Bamako, sigue siendo muy inestable pese a la intervención militar lanzada por Francia en enero para combatir a los yihadistas en la región.

Los atentados y ataques islamistas han aumentado desde hace un mes al acercarse la primera vuelta de las elecciones legislativas el 24 de noviembre.

En Malí, el Alto Consejo para la Unidad del Azawad, grupo de notables tuareg de Kidal, afirmó que condenaba "con la mayor energía el asesinato de los dos periodistas de RFI".