Última Hora

El colombiano de 22 años, detenido por presuntamente lanzar amenazas contra el concierto de Ariana Grande, se expondría a la expulsión del país.

El hombre fue detenido la mañana de este domingo en su casa en Moravia, donde fue llevado a los tribunales de Justicia.

Allí se le investiga por los delitos de amenazas e instigación pública, aunque el sospechoso sostuvo que solo se trató de una broma.

Durante la detención, los padres del colombiano lo reprendieron por su irresponsabilidad, según comentó Gustavo Mata, ministro de Seguridad.

Igualmente, Seguridad está atento a lo que se determine judicialmente con respecto a este hombre, quien en el peor de los escenarios se expondría a cárcel o la expulsión del país.

Esto en virtud del artículo 186 de la Ley de Migración y Extranjería, que establece que la persona que goce de permanencia legal deberá abandonar el país cuando sus actividades comprometen la paz, la seguridad pública, la tranquilidad o el orden público.

El sujeto, de apellidos Caicedo Pelaéz, tiene residencia permanente desde el 21 de julio del 2003.

 

Afortunadamente el concierto se realizó sin mayores contratiempos, pero Seguridad Público tuvo que destinar cerca de 9 millones de colones en el operativo que incluyó unos 200 oficiales, radiopatrullas y microbuses.