Última Hora

Alrededor de 200 personas se encontraban desaparecidas en el norte de India este domingo luego de que un enorme fragmento de un glaciar del Himalaya cayera en un río, provocando un fuerte torrente que sumergió dos centrales eléctricas y arrasó carreteras y puentes.

Fueron encontrados tres cadáveres y se ha desplegado una operación de emergencia para intentar rescatar a unas 17 personas que están atrapadas en un túnel, señaló el jefe de Policía estatal de Uttarakhand. 

La enorme correntada atravesó el valle del río Dhauliganga, destruyendo todo lo que encontró a su paso, de acuerdo a videos filmados por habitantes de la región.

"Se levantaba una nube de polvo a medida que el agua avanzaba. El suelo se sacudía como en un terremoto", señaló a la televisión Om Agarwal, un lugareño.

La mayoría de los desaparecidos son trabajadores de dos centrales eléctricas arrasadas por la correntada que provocó un enorme trozo de glaciar que se despeñó por la ladera de una montaña, indicó el jefe de policía, Ashok Kumar. 

"Había unos 50 trabajadores en la planta de Rishi Ganga y no tenemos ninguna información sobre ellos. Otros 150 trabajadores se encontraban en Tapovan", añadió. 

"Casi 20 están atrapados en un túnel. Estamos intentando llegar hasta ellos", añadió.

Con la carretera principal completamente arrasada, el túnel se llenó de lodo y rocas, por lo que los socorristas tuvieron que descender por una ladera con cuerdas para acceder al lugar. 

Centenares de rescatistas, apoyados con helicópteros y aviones han sido destacados a la región.

- 'Siniestro llamado' -

Las autoridades tuvieron que vaciar las represas para detener la inundación, cuyas aguas llegaron al Ganges, por lo cual prohibieron a la población acercarse a las orillas del río sagrado.

El primer ministro indio, Narendra Modi, señaló que está controlando la operación de rescate. 

"India apoya a Uttarakhand y la nación entera reza por la seguridad de todos los que se encuentran allí", tuiteó.

Un total de 14 glaciares se encuentran sobre el río en el Parque nacional Nanda Devi, sujeto de estudios científicos a causa de los crecientes temores respecto al cambio climático y la deforestación. 

"Los aludes son fenómenos comunes en la cuenca hidrográfica", señaló a la AFP M.P.S. Bisht, director del Uttarakhand Space Application Centre. 

Las devastadoras inundaciones provocadas por el Monzón en Uttarakhand en 2013 causaron más de 6.000 muertes, lo que llevó a revisar los planes de desarrollo en el estado, en particular en áreas aisladas como las cercanas a la represa Rishi Ganga. 

Uma Bharti, ex ministra de recursos hidráulicos, señaló que cuando integraba el gobierno había solicitado que se congelaran los proyectos hidroeléctricos en zonas "sensibles" del Himalaya, como el Ganges y sus afluentes. 

Vimlendhu Jha, fundador de la oenegé ecologista Swechha, afirmó que el desastre es un "siniestro llamado" sobre los efectos del cambio climático y el "desarrollo aleatorio de carreteras, ferrocarriles y centrales eléctricas en zonas ecológicamente sensibles". 

"Los activistas y los habitantes se han opuesto constantemente a los grandes proyectos en el valle del río", añadió.