Última Hora

Muchos son los llamados a vacunarse, y que todavía no han llegado a hospitales y clínicas en busca de esta protección contra la influenza.

Quedan 251.000 dosis sin aplicar. Por eso las autoridades de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) tomaron la decisión de extender la campaña de vacunación hasta el 21 de julio.

Y es que vacunarse, puede ser la diferencia entre la vida y la muerte, ante una infección respiratoria.

En el 2016 el 93% de las personas que fallecieron justamente por infecciones respiratorias no estaban vacunadas.

La CCSS hace un llamado especial para que sean vacunados los niños entre seis meses y cinco años, mujeres embarazadas, personas mayores de 60 años y quienes padecen diabetes, obesidad o enfermedades del corazón.

Con las dosis que ya se han aplicado más de un millón de personas están protegidas contra la influenza a nivel nacional.

Recuerde que tiene tiempo de vacunarse hasta el 21 de julio.