Última Hora

Gilad Gil Pereg, mejor conocido como el hombre gato, fue declarado culpable por la muerte de su madre y tía en 2019.

El jurado sentenció al ingeniero israelí a cadena perpetua por los delitos de homicidio agravado por el vínculo de su madre, Phyria Saroussy de 63 años de edad y por homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego de su tía Lily Pereg de 54.

A pesar de que el hombre gato padece una patología, esta no fue suficiente para librarlo de pasar el resto de su vida en la cárcel.

"Nunca negamos que tiene una enfermedad, que padece una patología" pero "no es inimputable", manifestó el fiscal en su alegato de clausura ante el jurado.

A diferencia del primer juicio, donde Gil Pereg fue expulsado por la jueza técnica por no dejar de maullar, esta vez se mantuvo en silencio y no dejó de mirar al piso, según dijeron medios internacionales.

Antes de ser condenado, el hombre gato declaró que él es inocente y que se le estaba inculpando por un delito que él no cometió.

Además alegó que las autoridades nunca le realizaron un dermotest para examinar la presencia de pólvora en sus manos y que tampoco tuvo la oportunidad de ver los cuerpos de sus familiares.

“Los cuerpos los plantaron. Y cuando los encontraron mis armas las tenía la policía. La policía y la fiscalía utilizaron el arma mía para tirar a los cuerpos”, concluyó.

Youtube Teletica