Última Hora

Unas vacaciones particularmente largas, que para algunos comenzaron el 20 de diciembre y se extenderán hasta el 5 de enero, es motivo de regocijo para la mayoría, pero de dolor para muchos que se ven enfrentados a lesiones e incluso la muerte en carretera.

El año que está a punto de terminar ha sido el más violento de los último seis, y muchas de las muertes se deben a la imprudencia en nuestras vías.

Es por ello que la Policía del Tránsito está tomando medidas extraordinarias para controlar las dos principales causas de accidentes: la alta velocidad y la ingesta de bebidas alcohólicas.

En estos días de vacaciones habrá 160 operativos de tránsito, y la velocidad se controlará por radas y 230 puestos en todas las carreteras del país, pero principalmente en la Ruta Número 1, La Interamericana, y la Ruta 27, la carretera a Caldera.

La Policía de Tránsito recuerda que a partir del primero de enero los vehículos deben andar con su nuevo marchamo y la respectiva revisión técnica. Esos detalles, y la portación de licencia al día, serán también objeto de control por parte de los inspectores. También serán muy estrictos en el control del uso del cinturón para todos los pasajeros.

Las autoridades recomiendan paciencia a los conductores, se recuerda que los días miércoles la carretera 27 tendrá carril alterno de 2 a 6 de la tarde. Pero se recomienda también de que en caso de embotellamientos se utilicen las la número 1 y la número 3, por el Monte del Aguacate.