Última Hora

El agua potable que suministra el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) cumple con los valores superiores permitidos en Costa Rica para la presencia de mercurio y plomo, según los análisis del Laboratorio Nacional de Aguas.

El estudio muestra que de un total de 1.393 muestras, 99.8% cumple con los máximos admisibles para plomo, es decir 0,01 mg/L (10 μg/L), según el Reglamento para la Calidad del Agua Potable.

En el caso del mercurio, de los 1.662 análisis, el100% pasó la prueba y las cifras son inferiores al valor máximo admisible para este metal que es de 0,001 mg/L (1 μg/L).

Según el director del LNA, Darner Mora, estos resultados confirman que el agua potable que suministra el AyA no representa un riesgo para la salud de la población.

El experto explicó que la exposición al plomo puede asociarse con efectos del desarrollo neuronal, mortalidad (enfermedades cardiovasculares), deterioro de la función renal, hipertensión, deficiencia de la fertilidad y resultados adversos en el embarazo.

En el caso de la ingesta de mercurio, el daño principal se produce en los riñones, pero también puede producir gastritis hemorrágica y colitis.