Última Hora

Funcionarios de la Aduana en el aeropuerto Juan Santamaría impidieron el ingreso de más de una tonelada de mercancías mal declaradas al momento de su importación, por medio de carga aérea o Courier.

Entre los artículos se detectaron 980 kilos declarados como accesorios de ropa y zapatos pero en realidad era maquillaje y varios productos de belleza; estos productos para su ingreso al país necesitan de una nota técnica que deben de dar el Ministerio de Salud.

De igual forma se hallaron 117 kilos de productos variados que fueron declarados como accesorios, estos se detuvieron ya que se enviaron por medio de mensajería courier con una empresa que no se encuentra autorizada por el Servicio Nacional de Aduanas para realizar este tip de entregas.

También se encontraron $5.390 en un paquete declarado como “materiales” y se coordinó con la Fiscalía de Legitimación de Capitales y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) para proceder con la incautación del dinero y el debido seguimiento del caso.

 “No vamos a detener los operativos de control en los distintos procesos bajo sus jurisdicciones, para detectar actuaciones por parte de importadores, auxiliares de la función pública y empresas que busquen burlar al Fisco, por medio de la evasión de impuestos y del ingreso de mercancías que pueden atentar contra la salud de la población”, indicó Juan Carlos Gómez, director general de Aduanas.

Además, junto con la Policía de Control de Drogas (PCD) y el Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD), se decomisaron 565 gramos de resina de marihuana, ocho paquetes de limpieza para pipas y una narguila que venían en un doble forro.