Última Hora

Tras cinco años de un largo proceso judicial en el que cinco personas fueron acusadas de resistencia agravada durante un zafarrancho ocurrido frente a la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) en el año 2012, en San José, fueron absueltos por un tribunal.

Según la resolución, no se logró comprobar la participación de los imputados en los hechos ocurridos el 8 de noviembre de ese año.

Además, la acusación de la fiscalía y los testimonios de los policías fueron débiles y poco contundentes.

Ahora los manifestantes absueltos no descartan interponer una demanda contra el Estado ya que según ellos su proceso se trató de un juicio político.