Última Hora

200 trabajadores de Chiquita Brands Costa Rica, en Limón, cumplen seis días de haber sido despedidos y siguen esperando respuestas.

Los empleados con sus familias protestan a las afueras del que era su lugar de trabajo.

Los trabajadores se han presentado toda la semana en las afueras de la planta donde no hay ningún tipo de personal y está resguardada por seguridad privada, ellos realizaban labores de carga y descarga de los contenedores, así como el chequeo de mercadería, lavado, desinfección, y reparación de los contenedores.

Ellos están molestos porque, según explican, se ven contenedores en previaje y escalereados; es decir, vacíos y apostados de manera que el técnico de refrigeración tenga la facilidad de subirse y estar de frente para repararlos; trabajo que realizaban los empleados despedidos.

El pasado 5 de marzo el Sindicato Industrial de Trabajadores Costarricense del Banano y afines (Sintracobal) presentó ante el Ministerio de Trabajo una solicitud de conciliación de conflicto colectivo de carácter económico con la empresa Chiquita Brands de Costa Rica.

Y el seis de marzo los trabajadores denunciaron de paro ilegal a la empresa ante el Juzgado de Trabajo de Limón por no cumplir con los requisitos que establece la ley.