Última Hora

Tras múltiples peticiones para ser incluidos en los grupos prioritarios de vacunación contra COVID-19, el Colegio de Médicos Veterinarios dice sentirse ignorado por las autoridades sanitarias.

“Hemos sido invisibilizados como gremio aunque el artículo 40 de la Ley General de la Salud nos ampara al incluirnos en el Sector Salud”, señaló Silvia Coto, presidenta del Colegio de Médicos Veterinarios.

“Se considerarán profesionales en Ciencias de la Salud quienes ostenten el grado académico de Licenciatura o uno superior en las siguientes especialidades: Farmacia, Medicina, Microbiología Química Clínica, Odontología, Veterinaria, Enfermería, Nutrición y Psicología Clínica”, establece el artículo citado.

A pesar de eso, la Comisión Nacional de Vacunación se ha negado a inmunizar a los veterinarios. En cambio, sí ha incluido a otros profesionales que ni siquiera menciona el artículo como los optometristas, trabajadores sociales, asociación de asistentes dentales, nutricionistas y terapeutas.

Otro de los puntos que indicó Coto a Teletica.com es que la Organización por la Sanidad Animal (OIE) y la Asociación Veterinaria Mundial (AVM) destacaron que las actividades veterinarias son consideradas esenciales y deben seguirse desempeñando aún en medio de una pandemia.


El gremio asegura que su labor es estrictamente presencial, no se puede realizar de manera remota. Además, se debe considerar que los animales no llegan a consulta por su cuenta, los dueños los llevan: eso implica contacto directo con personas.

Coto explica que el gremio es sumamente pequeño, hay menos de 1.900 colegiados. Ellos no son únicamente los que “atienden perros y gatos”, sino que hay veterinarios en labores de investigación, en el sector alimentario y en atención de fauna urbana.

La presidenta acotó que han enviado oficios en numerosas ocasiones, pero han recibido “absoluto silencio”, de ahí su molestia.

“No nos contestan y si lo hacen es de una forma vaga e inexacta y somos médicos, hablemos de tú a tú con criterios científicos. Lo que hemos buscado hasta el cansancio es un espacio de diálogo con las autoridades y no ha habido disposición política, parece que no les importa”, agregó Coto.

Además, la presidenta dijo tener dos casos cercanos de veterinarios que murieron por causas relacionadas con el COVID-19 en su trabajo.

En el Colegio de Veterinarios se hizo una encuesta a 700 veterinarios y, de esos, un 20% dijo haber tenido COVID-19. De ese porcentaje, la mitad dijo ser asintomática.

Finalmente, Coto asegura que muchos de sus colegas le han indicado sus deseos de hacer un paro de labores por la negativa de las autoridades, pero ella asegura que están intentando agotar todas las vías antes de esta opción.

App Teletica