Última Hora

Hasta 400 mil litros menos de combustible al mes vendieron algunas estaciones de servicio debido a las restricciones sanitarias.

La principal afectación en las ventas ocurre en los negocios que se ubican en sitios declarados bajo alerta naranja.

Varios de estos negocios consultados reportaron una disminución en el 80% de sus ventas. Un 40% registran una caída de ventas de hasta 100 mil litros.

Algunos conductores solo pueden sacar el carro un día entre semana y, por lo tanto, la gasolina les rinde más.

En zonas rurales, donde no se restringe la actividad agropecuaria, aumentó la demanda, principalmente en la venta del diésel.

Recope, por su parte, solicitó a la Aresep aumentar el precio de todos los combustibles. Si se aprueba, será más caro a partir de septiembre.

Una estación de servicio vende, en promedio, 500 mil litros de combustible.