Última Hora

Cinco colaboradores del Área de Salud de Nicoya vacunaron a los centenarios del Hogar de Ancianos San Blas, ubicado en el centro del cantón guanacasteco.

Sulli Arias, Erick Carrillo, Keiner Elizondo, Yuri Obando y Félix Quirós llegaron al centro de larga estancia buscando a tres personas reconocidas de Nicoya para entregarles un regalo que les enviaba la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Ahí encontraron a Rainery Fonseca de 106 años, Cristóbal Muñoz de 103 y María González de 102 y les aplicaron la primera dosis de la vacuna contra COVID-19.

"Al son de la marimba cada uno de ellos alzó la manga de su camisa o blusa para vacunarse y gritar luego a Costa Rica ¡yo sí me vacuno!", indicó la CCSS en un comunicado.

Según el doctor Luis Carlos Villalobos, director del Área de Salud Nicoya, es muy gratificante para el equipo de trabajo ofrecer la vacuna a personas tan longevas del cantón.

“Como personal en salud de la CCSS es de mucho orgullo estar en este proceso de vacunación contra COVID-19 y sobre todo iniciarlo con personas adultas mayores que superan los 100 años. Personas que son autóctonas, pilares y baluartes de la comunidad nicoyana, una de las cinco zonas azules del mundo. Ofrecer la primera dosis a doña Rainery, a don Cristóbal y doña María es un hito en la historia, no solo de la región Chorotega sino de Costa Rica”, destacó el doctor Villalobos.

El personal médico y de enfermería está muy satisfecho de ofrecer este beneficio a sus compañeros y a las personas vulnerables que se vacunan en esta primera fase de la campaña que lidera la CCSS.

El Área de Salud Nicoya ya inmunizó a otros 70 adultos mayores y sus facilitadores del hogar de Ancianos San Blas, que se ubica en de la zona azul costarricense, una de las cinco que tiene el mundo.