Última Hora

El ministro de Salud, Daniel Salas, respondió a la denuncia hecha por la Unión Médica Nacional sobre supuestas vacunaciones a funcionarios que no están en primera línea.

El jerarca recalcó que dichas vacunas sí se aplicaron correctamente, pues los beneficiarios pertenecen al grupo de prioridad.

En el texto el jerarca detalla los grupos prioritarios a los que se le está aplicando la vacuna contra el COVID-19.

Reitera en que en esa primera línea de vacunación están las áreas locales y niveles regionales del Ministerio que realizan seguimiento a casos y brotes, notificación de órdenes sanitarias, coordinación interinstitucional para el abordaje local tanto preventivo como reactivo, entre otras.

Salas reitera en que cada rol dentro de dichos equipos es vital para la atención oportuna de la pandemia. 

En esos grupos está todo el personal de trabajadores de niveles regionales o locales de la Caja Costarricense de Seguro Social.

También todo el personal de niveles regionales o locales del Ministerio de Salud.

Así como todos los que laboran en la Comisión Nacional de Emergencias, Cuerpo de Bomberos, Cruz Roja Costarricense y cuerpos policiales. Eso incluye personal administrativo, de limpieza, choferes y otros puestos.

Salud afirma que, por ejemplo, los choferes son prioridad pues ellos hacen entregas de órdenes sanitarias y están expuestos y así sucesivamente con otros puestos.

La aclaración del Ministerio de Salud surge luego de que este miércoles la Unión Médica Nacional denunciara que 105 funcionarios del Ministerio de Salud recibieron la vacuna contra la COVID-19, pese a no estar en la lista de prioridad.

“Eso me parece una completa barbaridad, en la misma gerencia médica están sucediendo estas cosas, aquí hay una cuestión de responsabilidad”, dijo Edwin Solano de la Unión Médica Nacional.

Un caso similar se denunció en la Caja Costarricense de Seguro Social, donde funcionarios de esa institución que no estaban en la lista, recibieron la dosis, esto a pesar de que en la Caja aseguran que a cada una de las vacunas se les da el seguimiento desde que llegan al aeropuerto, hasta que el paciente la recibe.

Sobre este caso el gerente médico, Mario Ruiz, dijo esto la semana anterior:

“No se vale que puntos negros vengan a opacar todo el trabajo que han realizado muchas instituciones a lo largo y ancho del país para salvar la mayor cantidad de vidas posibles, las listas se respetan y si alguien las modifica deberá asumir las consecuencias”, expresó.

A pesar de eso, ahora se investiga si algunos funcionarios de la oficina que él lidera también recibieron la vacuna de manera anticipada.

Así lo dio a conocer el periódico La Nación este miércoles.

La Unión Médica Nacional reiteró en que seguirán dando seguimiento a todos los casos para que los responsables asuman las consecuencias.