Última Hora

El Ministerio de Justicia confirmó que por segunda vez en el año existe un desabastecimiento de tobilleras electrónicas para el monitoreo de los privados de libertad.

Por medio de una carta remitida al magistrado Fernando Castillo del Poder Judicial, argumentan los problemas que están experimentando ante la falta de dichos dispositivos.

Señalan que, la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH), compañía encargada del suministro de los mismos, comunicó esta semana los inconvenientes que provocan el desabastecimiento.

“Desde la semana anterior la ESPH formalmente nos informó sobre los problemas de producción que tiene la empresa suiza Geosatis, quien es la fabricante de los dispositivos”, comentó José Luis Bermúdez, director de Adaptación Social.

Este mismo problema se presentó a inicios del mes de junio cuando el Ministerio de Justicia se quedó sin dispositivos durante tres días.

“Nos encontramos en una situación crítica, ya que tenemos personas esperando a que se les coloque el dispositivo y no tenemos una respuesta para ellos”, explicó Bermúdez.

Para aquellos privados de libertad que se encuentran a la espera, las autoridades coordinan con los jueces de ejecución de la pena correspondientes para solicitarles medidas alternas a la tobillera electrónica.

Motivos

La ESPH informó por su parte, que sufrieron un atraso en la entrega programada de las tobilleras utilizadas para el monitoreo, las cuales suministran desde hace dos años.

“Se le solicitó al Ministerio que priorizara la colocación de nuevos ingresos sobre las sustituciones, sin embargo, se nos comunicó que eso no sería posible”, declara la ESPH.

Agregan que para contrarrestar el faltante, de momento reutilizan brazaletes que se habían reportado como dañados, situación que se descarta en algunas ocasiones tras una revisión técnica.

Además, que Geosatis enviará al país 40 kits y 20 cargadores que estarían llegando al país el próximo martes para solucionar los faltantes.

Según datos del Ministerio de Justicia, hasta el 1° de agosto de este año 1.515 personas eran monitoreadas mediante este dispositivo.