Última Hora

El 2013 pasará a la historia como el año del mosquito Aedes aegypti. Una epidemia enfermó a casi 50 mil costarricenses este año, una cifra que superó el record que existía hasta el momento, del año 2005, cuando se registraron 37 mil 798 casos, es decir, 11 mil diagnósticos más.

Aunque los casos se dispararon, las muertes por dengue no. En el 2013 sólo se registró un fallecimiento por esta causa. Un número muy bajo si se compara con las ocho muertes del 2007 o las cuatro del 2010.

Lo cierto es que la enfermedad mantuvo en jaque a las autoridades de salud, sobre todo a mediados del mes de julio, cuando se presentó el pico de la epidemia, con más de 2 mil casos semanales.

Se puso en marcha un plan de contingencia que consistió en la fumigación y la eliminación de criaderos casa por casa en las zonas más afectadas. Una de ellas fue la región Chorotega, donde los cantones de Liberia, Carrillo, Cañas y Abangares se convirtieron en los favoritos del mosquito del dengue.

Si la epidemia de dengue se traduce en costos, el sector salud invirtió más de 13 mil millones de colones en la atención a los enfermos, incapacidades y acciones contra el mosquito.

Ahora las autoridades ponen su mirada en el año 2014 para no vivir una epidemia similar. Además, piden a la población no descuidar el orden en los hogares, y eliminar el agua estancada para impedir la reproducción del mosquito Aedes aegypti.