Última Hora

A pesar de las alertas por frío extremo en Estados Unidos, un costarricense nos muestra que el hielo y las bajas temperaturas también se convierten en un atractivo turístico.

A pesar del peligro que representan las bajas temperaturas, hay quienes también les sacan provecho y más bien las toman como un atractivo turístico.

Reportes internacionales hablan de hasta 21 muertes relacionadas con la ola de frío llamada vórtice polar.

Las condiciones afectan al 75 por ciento del país, unos 216 millones de habitantes.