Última Hora

La pandemia por el COVID-19 y su repercusión en el ambiente sirvieron de motivación para que una joven emprendedora decidiera transformar su negocio.

La empresa costarricense Sed de mar pasó de confeccionar trajes de baño a producir mascarillas reutilizables.

Las mascarillas son reutilizables y pueden lavarse hasta 50 veces. 

Las mascarillas son confeccionadas en cuatro tamaños distintos y cuentan con diseños únicos basados en fotografías originales de la diseñadora y estampados de animales de Costa Rica.

La respuesta en el mercado le permitió a esta joven contratar más personal para atender la demanda del producto.

Hasta la fecha Sed de mar ha vendido más de 700 mascarillas, los precios rondan entre los 5000 y 5500 colones.