Última Hora

Actividades navideñas como la tamaleada, así como la instalación de árboles, portales y otras decoraciones se traducen, para los pediatras, en el inicio de una época "crítica" por el aumento de quemaduras infantiles.

Muchas familias se reúnen para decorar sus casas y elaboran comidas especiales. Estos eventos, si no se manejan adecuadamente, pueden ser una amenaza para los más pequeños. Precisamente, este fin de semana se reportó el primer incendio ligado a esta decoración, donde un árbol de Navidad prendió en llamas. Menos de tres días después, este lunes, ocurrió un conato de incendio en una torre de apartamentos, por la misma causa.

Actualmente, el Hospital Nacional de Niños mantiene el ingreso, promedio, de un niño grave al día por quemaduras, según Olga Arguedas, directora del centro médico. La jerarca asegura que, en su mayoría, se trata de bebés quemados con líquidos calientes en la cocina, un comportamiento que se incrementa durante fin de año.

"Previendo las celebraciones Navideñas es importante tener cuidado con el fuego, es una época donde hay más candelas, más aparatos eléctricos en casa, tener la precaución de evitarlos en lo posible o que los niños no tengan acceso", dijo la doctora.

Todos los años, el centro médico pediátrico recibe a niños con quemaduras muy graves que ocurren mientras las familias hacen tamales o chicharrones, un dato que esperan no registrar en este 2021. Además, en 11 meses, el hospital no ha atendido a menores de edad quemados con pólvora.

La doctora recordó lamentables casos ocurridos en años pasados, como niños que han caído en ollas con agua hirviendo.

"Hay que evitar que los niños, sobre todo los pequeñitos, estén presentes en los sitios donde se manipulan líquidos calientes", advirtió a los padres de familia.

A esta peligrosa temporada también se suma el factor COVID-19.

"Recordar que este año, no solo por la prevención de quemaduras, sino también por COVID-19, las celebraciones tienen que ser pequeñas, familiares y controladas. Evitar aglomerar mucha gente en la cocina y perder de vista a los niños, pues ese es casi siempre el mecanismo detrás de las quemaduras", añadió Arguedas.

Al cierre de la semana anterior, el Hospital de Niños no tenía ningún niño quemado grave en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Spotify TeleticaRadio