Última Hora

Mientras hay cientos de transportistas haciendo fila en la frontera la solución no llega.

Nicaragua lo que propone es que volvamos a como estábamos antes de la pandemia, esto significa sin controles.

Mientras tanto con Panamá se llegó a un acuerdo que empezará a funcionar a partir de este viernes.

El sistema funciona con un GPS que registrará el movimiento de los furgones lo que permite supervisar las rutas y el tiempo del transportista en el país.

Las opciones que Costa Rica también ofrece a los demás centroamericanos para evitar la propagación del virus también incluyen el enganche, desenganche y relevo de cabezales, y los convoy o caravanas que escoltan a los transportistas de una frontera a otra sin detenerse en territorio nacional.