Última Hora

Los casos COVID-19 en escuelas y colegios públicos se han disparado en las últimas dos semanas.

En 15 días las cifras de contagios prácticamente se triplicaron. Hace dos semanas el Ministerio de Educación Pública (MEP) reportó 143 casos, mientras que este martes la cifra es de 483, reportando un aumento de 340 casos.

La Escuela Tierra Prometida, ubicada en Pérez Zeledón, es la que reporta más contagios con 11, seguida de la Escuela La Isla en San José Norte con 10. Por su parte,  el Liceo Aguas Claras, en la Zona Norte, tiene 9 contagios.

La Zona Norte es la región que presenta mayor cantidad de casos con 73, seguida de Pérez Zeledón (52), San José Central  (48), Heredia  (33), Desamparados (29), San José Norte (29), Alajuela  (29), Turrialba (27), y Los Santos y Liberia con 18 cada uno. Esa información varía de acuerdo con la tendencia de la pandemia cada semana según datos del MEP.

¿Se suspenderán las clases presenciales?

En el MEP defienden la permanencia de los jóvenes y niños tanto en clases presenciales como bimodal ya que, a pesar del incremento, aseguran que cerca del 70% de escuelas presentan solo 1 caso y que los centros educativos están aplicando rigurosidad en los protocolos sanitarios para prevenir la propagación del virus.

“Si bien se registra un aumento en los reportes semanales que emiten los directores de centros educativos, ello obedece al lamentable aumento registrado a nivel nacional. Sin embargo, las cifras de gran cantidad de centros educativos con un solo caso nos han permitido identificar que los focos de contagio parecieran no encontrarse en los centros educativos”, expresó Reynaldo Ruiz, director de Planificación Institucional del MEP.

Actualmente, el 88% del casi 1,2 millones de estudiantes matriculados en el sistema educativo público están asistiendo de forma presencial a las aulas, ya sea en formato de educación combinada (72%) presencial y a distancia, o exclusivamente presencial (16%) todos los días de la jornada educativa.

Según los datos de la semana del 19 al 22 de abril, los 483 contagios se desglosan de la siguiente manera.

241 corresponden a docentes y funcionarios administrativos.

34 a funcionarios como conserjes, cocineras, agentes de seguridad, entre otros.

208 a estudiantes.

Educadores fallecidos

Por su parte, los sindicatos denuncian que al menos 163 educadores han muerto por el virus e insisten en la suspensión de clases presenciales.

“Nos interesa más la vida y la salud de esos niños, como de los trabajadores de la educación, que los niños puedan aprender. Para qué vamos a querer un niño muerto, qué estudios va a tener después de muerto”, dijo Gilbert Díaz, presidente del Sindicato de Educadores Costarricenses (SEC).

Además, manifestaron que apoyan que las clases regresen a su modalidad virtual o a distancia. Si bien es cierto que los niños no son tan vulnerables al virus, los funcionarios y docentes sí.

Esta opción de suspender clases presenciales ha sido rechazada por el Ministerio de Educación Pública (MEP) y los colegios privados.

Ellos se unieron al Sindicato Nacional de Enfermería y Afines para dar un mensaje claro: la vacunación debe ser más rápida e incluir a los docentes.

Según ambos grupos de trabajadores, la solución es vacunar a las personas prioritarias, entre ellas los educadores, así como incluir más casas farmacéuticas para la compra de dosis.