Última Hora

San Carlos estrena título nacional y lo celebró en grande este miércoles y madrugada de jueves.

Toda la tensión acumulada en el juego que empataron sin goles ante Saprissa, y que les dio el cetro del Torneo de Clausura, fue expulsada por sus aficionados con alta dosis de euforia, desde el pitazo final del partido hasta las 2 de la madrugada, momento en que la carroza que transportó al plante norteño se marchó del parque de Ciudad Quesada.

Unos dos mil aficionados abarrotaron la calle que separa la Iglesia del parque central, y justo allí apareció el automotor con sus héroes, dos horas y media después de saberse campeones.

La espera valió la pena. Comandados por su nuevo ídolo, Álvaro Saborío, y su capitán del barco, el técnico Luis Antonio Marín, los Toros del Norte montaron su propia fiesta.

Hasta hubo tiempo para unas palabras de ‘Sabo’, quien dejó claro que no se marcha del club.

“Recuerdan hace un año cuando estábamos aquí celebrando el ascenso, pues hoy les tenemos la copa de campeones nacionales. Muchas gracias a ustedes afición, salir a la cancha y ver el apoyo de todos ustedes es algo increíble”, dijo Saborío por los altoparlantes que animaron la celebración.

Acompañados de sus familias, el plantel de San Carlos se dispuso a marcharse, para descansar con una nueva medalla colgada en su pecho, que los hará de ahora en adelante llamarse campeones nacionales.