Última Hora

El Ministerio de Salud confirmó este viernes que investiga un caso de Guillain Barré que podría estar vinculado con la aplicación de la vacuna contra el COVID-19.

El caso, según las autoridades de Salud, se clasificó como condicional debido a las patologías presentadas por el paciente y que podrían haber desencadenado en el padecimiento.

El síndrome de Guillain Barré en un trastorno en el que el sistema inmunitario del cuerpo se ataca a sí mismo por error. Esto provoca la inflamación de nervios y con esto debilidad muscular o parálisis, entre otros síntomas.

De igual forma se notificó el caso de una miocarditis (inflamación del corazón) clasificada como probable dada la potencial relación entre el síntoma y la administración de la vacuna; así como una flebitis (inflamación de las venas) la cual se catalogó como posible, dado que puede deberse a otros factores o fármacos consumidos por el paciente.

“Los pacientes que presentaron la miocarditis y la flebitis evolucionaron satisfactoriamente y se encuentran recuperados, el paciente que presentó el Guillain Barré se encuentra estable”, dijo Salud.


Las autoridades aseguran que del total de personas vacunadas contra el COVID-19 solo 0,67% han presentado algún tipo de evento que podría ser atribuible a la vacunación o inmunización, siendo la mayoría de los casos en mujeres (73%) y dentro del rango de edad entre 30 y 39 años (42%).

Esto significa que de las 150.000 dosis aplicadas 1.653 han notificado Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación e Inmunización (ESAVI).

Xiomara Vega, coordinadora del Centro Nacional de Farmacovigilancia subrayó que “la mayoría de las notificaciones incluyen varios ESAVIs, por ejemplo, una persona puede haber presentado dolor en el lugar de inyección y fiebre tras la administración de la vacuna”.

Los trastornos del sistema nervioso (mayoritariamente la cefalea) han sido los eventos más notificados, seguidos de trastornos en el punto de aplicación (dolor local), trastornos generales (fatiga/cansancio, fiebre/febrícula, escalofríos), trastornos de la piel y apéndices como la erupción cutánea y/o rash así como prurito y trastornos del sistema músculo esquelético.

También se recibió un ESAVI que cumple con la definición de caso de reacción anafiláctica (reacción alérgica repentina y generalizada), sin embargo, dado que ingresó el día 26 de febrero de 2021 y el mismo se encuentra en investigación, será incluido dentro del informe del mes de marzo de 2021, una vez concluida la indagatoria.