Última Hora

La Cámara de Promotores de Eventos Masivos y Afines (Capema) buscan acuerdos con el Gobierno para reactivar la industria del entretenimiento.

En el último mes se han sostenido reuniones con representantes del Ministerio de Coordinación Empresarial, Ministerio de Economía Industria y Comercio, Ministerio de Cultura y Juventud de Costa Rica.

“Nos encontramos en punto crítico ante la crisis que estamos atravesando, dentro de nuestra industria estamos los empresarios, productores, músicos, artistas, empresas de sonido, video y luces, generadores eléctricos, empresas de equipo estructural, fotógrafos, personal de prensa, acomodadores, publicistas, personal de limpieza, personal de seguridad, deportistas, empresas tiqueteras, salas de eventos, estadios, teatros, cines, anfiteatros, personal de alimentación, personal de transportes, entre muchos otros trabajadores que viven de la misma”, indicó Manrique Mata, presidente de Capema.

Según un comunicado estos son los cuatro puntos que Capema elevó al Gobierno de la República:

1. Implementar una mesa de trabajo con las autoridades sanitarias para definir protocolos y medidas que salvaguarden la salud de los diferentes asistentes a los eventos masivos que se autoricen a partir del mes de setiembre, sin que esto afecte los aforos con los cuales se conceptualizaron originalmente los eventos.

2. Flexibilidad en los procesos de autorización de los eventos masivos, tramitología de permisos sanitarios, municipales, migratorios y demás requeridos para la ejecución de estos.

3. En relación con la carga impositiva, la cual alcanza el 30.5% del valor por boleto a un concierto, (la más alta de América); se solicitó una reducción al 50% de las tasas actuales, esto por un periodo de 12 meses a partir del mes de setiembre del 2020. Al mismo tiempo, solicitar se dicte una directriz al Ministerio de Hacienda, Oficina de Espectáculos Públicos del Teatro Nacional y Municipales, para que no se haga el pago anticipado de los impuestos y depósitos de garantías requeridos para los espectáculos públicos, ya que hoy en día estos órganos tienen entre sus requisitos el cobro anticipado de impuestos y garantías de cumplimiento.

4. Solicitar se tomen en cuenta a las pequeñas y medianas empresas afectadas en el encadenamiento del sector con fondos provenientes de la Banca para el Desarrollo.

La industria del entretenimiento se proyecta como la última microeconomía en reactivarse una vez superada la pandemia. Aproximadamente 4.000 familias se ven beneficiadas y llevan el sustento a sus hogares gracias a este tipo de eventos, que se encuentran suspendidos desde el pasado martes 10 de marzo.