Última Hora

“Qué los países del G20 hagan su parte”, afirmó el presidente de la República, Carlos Alvarado, durante el “Diálogo de alto nivel sobre acción climática en las Américas”, organizado por los gobiernos de Argentina, Barbados, Chile, Colombia, Costa Rica, Panamá y República Dominicana.

El mandatario aceptó que, a pesar de que no es apropiado a nivel diplomático apuntar a países específicos como los responsables, existe un compromiso con la verdad.

De esta manera hizo referencia a que existen 20 países emisores globales de carbono, pero hay 10 que concentran la mayor parte de las emisiones.

“La mayor parte de las emisiones hoy, en el mundo, las concentran China, Estados Unidos, India, Rusia, Japón, Alemania, Corea del Sur, Irán, Arabia Saudita y Canadá. Ahí está la mayor generación de la huella de carbono y, en tanto, Centroamérica y las islas del Caribe ven como año a año los fenómenos climáticos son más fuertes”, indicó Alvarado.

El Presidente recordó que Costa Rica propuso la iniciativa “Fondo para Aliviar la Economía COVID-19” (FACE, por sus siglas en inglés), financiamiento a largo plazo con interés cero para que los países puedan solventar su desarrollo frente a la pandemia y frente a otras crisis, como las climáticas.

También comentó que el país ha liderado, junto a Reino Unido y Francia, la Coalición de Alta Ambición para la Naturaleza y las Personas, una iniciativa que busca, para el año 2030, que el 30% del territorio del planeta esté protegido.

Afirmó que el mundo debe mirar hacia un nuevo contrato global, indicando que no puede haber un planeta donde unos estén bien y otros no.

“Aquí la clave es hacer nosotros nuestra parte, porque lo estamos haciendo, pero los grandes tienen que poner de su parte”, agregó.

Fue enfático al decir que cada vez que un huracán o una inundación golpea a los países de la región, se pierden cosechas, se generan migraciones y los gobiernos deben endeudarse para reconstruir y ser más resilientes.

Durante su intervención, Alvarado fue crítico sobre el gasto militar mundial registrado en el último año, el cual, afirmó, alcanza los niveles de la Guerra Fría.

“¿En dónde está la prioridad del mundo cuando el planeta está en riesgo y nos estamos, como planeta, armando para un conflicto armado, cuando la peor amenaza es la supervivencia de nuestra casa común? ¿Tiene pies o cabeza eso? ¿Hace sentido? Yo creo que no”, concluyó el Presidente de Costa Rica.

Exposición de otros líderes y mandatarios

En el caso del presidente de Argentina, Alberto Fernandez, indicó que las lecciones aprendidas con las vacunas en esta pandemia deben ser aplicadas al cambio climático.

Apeló por aplicar el Derecho Especial de Giro del Fondo Monetario Internacional (FMI) a un pacto de solidaridad ambiental, que incluya a países de bajos ingresos y renta media, y sirva para extender plazos para los pagos de endeudamiento y aplicación de menores tasas.

Por su parte, el presidente de Colombia, Iván Duque, dijo que hoy no hay que pensar solo en dónde se produce barato, sino en dónde se produce sostenible.

Aseguró que en Colombia están trabajando en un estudio para mirar qué tan competitivos son los países a la luz de qué tan sostenibles son las matrices energéticas, manejo de desechos y de las cuencas hidrográficas.

Comentó, siguiendo la línea de Fernández, que debe haber condonaciones de deuda para las naciones, con base en resultados y logros en materia climática.

En el caso del presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, fue enfático al decir que en las actuales circunstancias ningún país se puede quedar de brazos cruzados o pronunciar discursos que después no se cumplen.

John Kerry, enviado especial de Estados Unidos, comentó que si no se hace lo suficiente entre la década de 2020 y 2030, por una cuestión matemática y de física, no se van a poder lograr las emisiones netas cero para el 2050.

Aclaró que Estados Unidos tiene intención de abordar esta crisis, recordando el compromiso de ese país a reducir las emisiones hasta en un 50% para el 2030.

Para el 2035 toda la energía producida en Estados Unidos será libre de carbono y el 50% de la flota de automóviles será eléctrica, prometió.

Alok Sharma, presidente de la COP26, manifestó que, de no tomar acción pronto con relación al clima, podría haber una disminución del 20% en el PIB del mundo, en contraste con las oportunidades que generan las economías verdes.

Esta primera parte de la jornada fue denominada “Camino hacia Glasgow. Mejorando la ambición climática”. Estuvo estructurada en tres partes, en las que también se realizaron paneles y mesas redondas con la participación de los ministros de ambiente de los países, asesores y enviados especiales.